Stéfano, de Armando discépolo, con dirección de Guillermo Cacace

Fiel a las obras de Discépolo, el grupo apacheta presenta Stéfano en su sala-estudio de la calle Pasco al 600.

Indicado parece el contexto geográfico para la poética de la obra, pues si uno se acerca hasta mencionada calle caminando sus alrededores por la noche luego de bajar de cualquier colectivo porteño, podrá observar oscuridad a falta de buena iluminación, fétidos olores a falta de limpieza corriente, gente durmiendo en casas venidas abajo y tantas otras cosas más.

La primera pregunta que surge entonces es si el hecho de llegar a las 20.30 cuando se da cita a las 21 y tener que esperar al menos 15 minutos en la puerta, con frío y la inseguridad que el contexto infiere, es parte de la propuesta del grupo para hacernos sentir inmersos en el espectáculo posterior. Ironía al margen, si nos abren un rato antes y nos permiten disfrutar de su cálido espacio, sentados, templados y tranquilos, seguramente será bienvenido por parte de los espectadores.

La obra en sí misma trata sobre los sueños, esperanzas, vocación y profesión, deseos de prosperidad, felicidad, éxitos, y comunión familiar de un inmigrante italiano y su entorno. Si leyó bien, trata de todo eso, o acaso conoce una forma mejor de contar acerca de todo ésto que no sea a través de su ausencia y transformarlo así en “fracaso”?

Haciendo honor a las obras de Discépolo, el grupo apacheta expone un entorno depresivo, de pobreza y con toques de comicidad brindada por el carácter grotesco que encontramos en los personajes de Pastore y Radamel, sin olvidar que para el realismo tenemos a los demás. Es entonces, através de esta dualidad que uno logra pasar por distintos estados emocionales. De alguna u otra manera todos estaremos identificados con la vida del inmigrante y con el entorno que lo rodea, pasaremos de la identificación de nuestras miserias a lo cómico de sus imposibilidades, del miedo a no “concretar” a la resignación y aceptación posterior.

Creo conveniente rescatar lo poético de la puesta, que no solo se concibe a través del texto original del autor, sino también por un clima perfectamente logrado en lo escenográfico, el vestuario y destacada mención para la iluminación que da el clima exacto que la obra merece.

Hoy que todos somos Stefanitos, sepamos que ir en busca de nuestros sueños es el verdadero éxito, lograrlos debiera ser tan solo una consecuencia de esa búsqueda que ni siquiera merece ser juzgada porque los factores que juegan muchas veces no dependen únicamente de nosotros. Al final del camino somos nuestros propios jueces, y ceder ante las presiones o ante los ojos de quienes nos rodean, demandan y exigen, nos transformarían en Stéfanos.
No olvidar… si quieren cumplir sus sueños, tan solo despiértense.

Prensa:
Simkin & Franco

APACHETA SALA ESTUDIO
Pasco 623 (mapa)
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Teléfonos: 4941-5669 / 1530142997
Web: http://apachetasalaestudio.blogspot.com
Entrada: $ 50,00 y $ 30,00 – Sábado – 21:00 hs

Anuncios
  1. Think about itu2026 Sometimes I just have to go with my deep radio Sorry, for off top, i wanna tell one joke) What kind of shoes do lazy people wear? Loafers. Come on http://tropaadet.dk/noblehayden86303081845

  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: